Hotel Casa Fuster || Shooting & Love Story

A few days ago I gave you a peak to the first look to what Mar Flores shooting in Barcelona was, but the day was much more of that. If you have been surprised with the choice of outfit, it’s fine, Mar had the same feeling when she saw it. Yes, I wanted to see her youthful and casual side, but at the same time we couldn’t lose sight of the place where we were doing the shooting. We were at the Hotel Casa Fuster, a modernist building with an interior design sophisticated and exquisite, pure art-deco. So, we couldn’t miss the opportunity to capture the essence of a place like this and of course the styling had to adapt to it, being more formal but without sacrificing the youthful spirit that surrounded the session. The building is a must-see if you came to Barcelona. It is not only an incredible architectural design, is an ode to love. It’s so impressive and beautiful that you can imagine how deeply loved Mariano Fuster his wife, Consuelo Fabra i Puig, for whom he was devoted to build this splendid palace. In 1908, he hired the renowned architect Lluis Domenech i Montaner and they built the most expensive building in Barcelona at that time and one of the most beautiful in the city. Such love story, more typical of a storytale, was truncated. In the 20’s, the Fuster family had to leave the building because they couldn’t pay the high cost of the maintenance. Although the fascinating story does not end there: along the years there were many business and offices, it was about to be demolish in the 60s and, after poor restorations, it was almost forgotten … until the 00’s, fortunately Hoteles Center acquired it and, after an ambitious and faithful restoration, it brought back the splendor of the building. I encourage you to go inside and discover the history: you can take a drink at Café Vienés, enjoy a Thursday night at the Jazz Club, go to Mirador del Paseo at the rooftop and delight the privileged views of the city, or admire the carriage entrance… it has hundreds of places that worth visiting where you can lose yourself in. Elisabeth Serra took these photographs of Mar in the Galaxó Restaurant. To match the classic atmosphere I opted for an always-effective combo: with crepe pants and a colorful top, pairing with infallible accessories: Manasa gold earrings from Elena Estaun and watch & ring from RABAT. Emilio Pucci’s top has one of its classic prints, the Grasshopper in black and emerald, and such a powerful piece had to be balanced with pants in a neutral tone but with character, also from the same fashion designer, like the wide-leg pants that lengthen even more Mar’s endless legs. Total look from CINTIA Boutique.


The accessories can change the whole outfit: with a classic black clutch like this Givenchy from Jofré, the star is blouse, however if it’s combined with a bag with a different pattern, as Estribera’s bag stripes of her collection Mar Flores Madrid, the main focus is shared between both pieces and the result is much more modern and interesting. As you can see, the outfit has two different versions changing only the bag, which one do you prefer?


Hace unos días os enseñaba una primera pincelada de lo que fue la sesión de fotos con Mar Flores en Barcelona, pero el día dio muchísimo más de sí. Si os habéis sorprendido con la elección del outfit, habéis tenido la misma reacción que Mar cuando lo vio. Sí, quería sacar su versión más juvenil y desenfadada, pero al mismo tiempo no podía perder de vista el contexto en el que se estaba realizando el shooting. Nos encontrábamos en el Hotel Casa Fuster, un edificio modernista con una decoración art-deco, sofisticada y exquisita, así que no podíamos dejar escapar la oportunidad de capturar la esencia de un enclave como este y, por supuesto, el estilismo tenía que adecuarse, siendo más formal aunque sin renunciar al espíritu alegre y juvenil que envolvía la sesión. Es un edificio de visita obligada si pasáis por Barcelona. No sólo es una gran obra arquitectónica, es también un canto al amor. Es tan imponente y de tal belleza que al verlo te puedes hacer a la idea del profundo amor que sentía Mariano Fuster por su mujer, Consuelo Fabra i Puig, por quien se dedicó en cuerpo y alma a construir este bello palacio. En 1908, encargó al reputado arquitecto Lluís Domènech i Montaner la hazaña y construyeron el edificio más caro de la Barcelona de la época y uno de los más hermosos de la ciudad. Tal historia de amor, más propia de un cuento, se vio truncada. Fue tal el desembolso que supuso la construcción y el mantenimiento del edificio que, pocos años después de trasladarse allí, en la década de los 20, la familia Fuster tuvo que abandonarlo. Aunque ahí no acaba la fascinante historia: a lo largo de los años albergó numerosos comercios y sedes, estuvo a punto de ser derribado en los 60 y, tras pobres restauraciones, quedó en el olvido … hasta que en el año 2000 lo adquirió Hoteles Center y tras una ambiciosa y fiel restauración trajo de vuelta el esplendor del edificio.


Os animo a que entréis y descubráis su historia: que toméis algo en el Café Vienés, que vayáis a disfrutar jazz un jueves de la noche, que descubráis las vistas privilegiadas de la ciudad desde el Mirador del Paseo, que admiréis la entrada de carruajes … Tiene cientos de rincones que merece la pena visitar y en los que perderse. Elisabeth Serra tomó estas fotografías de Mar en el restaurante Galaxó. Para casar con el ambiente clásico y acogedor opté por una combinación que siempre es efectiva: un pantalón de vestir con caída y un top vistoso, acompañados de accesorios infalibles: pendientes Manasa dorados de Elena Estaun y reloj y anillo de RABAT. El top es de Emilio Pucci y tiene uno de sus clásicos estampados, el print Grasshopper en negro y esmeralda, así que una pieza tan potente había que equilibrarla con un pantalón en un tono neutro y con carácter, también del mismo diseñador, y con Mar lo mejor era optar por uno de corte flared que le alarga aún más sus infinitas piernas. Este look es de  CINTIA Boutique. Los complementos pueden darle un aire totalmente diferente a un look, ya que con un clutch clásico como el de Givenchy de Jofré el protagonismo se lo lleva la blusa, en cambio, si se combina con un bolso de distinto estampado, como el sobre de rayas Estribera de Mar Flores Madrid, el protagonismo se comparte entre ambas piezas y el resultado es mucho más moderno e interesante. Como veis, se consiguen dos versiones muy diferentes cambiado sólo el bolso, ¿cuál es tu favorito?

Quiero dar las gracias a todo el equipo humano de Hotel Casa Fuster por su amabilidad y por todas las facilidades que aportaron durante la realización de este proyecto. En especial, a Joan Carles Casanova y a Camino Pastrana.

Credits:

Amazing location GALAXÓ RESTAURANT Casa Fuster
Estribera BAG from MAR FLORES MADRID COLLECTION
Top & Flared Pants from CINTIA Boutique ||  Watch & Ring from RABAT || Manasa Gold Earrings from Elena Estaun

Production & Styling Naima Barcelona
Styling Assistant & Edition Teresa García
Photography Elisabeth Serra
Makeup Gemma Colomer
Hairdressing Victor Manuel Toro & Ferran Pujol Grau fom SALON TORO